El proceso del reciclaje empresarial

Grandes, medianas y pequeñas empresas pueden ingresar en un ciclo más verde poniendo a disposición el scrap que se desprende de sus procesos de fabricación o crecimiento.

El primer paso para el proceso de reciclaje es definir el objetivo de la empresa en torno al cuidado del ecosistema al que pertenece, teniendo en cuenta la protección de su información y el bienestar de sus empleados.

En segundo lugar podemos definir el nivel de impacto a alcanzar. Reciclar el scrap es un gran punto de partida al que se pueden sumar reducciones en el consumo de energía, reutilización de plásticos, papeles y más.

Una vez asumido el compromiso, se clasifica el scrap para poder ser retirado con una adecuada logística. Para ello, desde Centro de Reciclaje contamos con una amplia flota disponible para la recolección en todos los puntos del país.

Cuando el scrap llega a nuestra planta, se clasifican los residuos de forma manual para poder avanzar en un ciclo de tratamiento mecanizado.

Por último, nuestro equipo analiza el material procesado para pasar a disposición final las fracciones no reciclables y poder transformar las fracciones reciclables en materia prima.

Terminado el proceso, la empresa contará con los certificados de Centro de Reciclaje (avalados por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable y el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible) que aseveran el fin del ciclo en cumplimiento con las normas vigentes.

De esta manera toda empresa puede aumentar su desempeño ambiental exitosamente.

2018-09-06T20:22:57+00:00